La importancia de un proceso de Onboarding en un Plan de Retención de Clientes

Fernando Goler
mayo 22, 2023

La Incorporación del Cliente es el proceso que consiste en dar la bienvenida, orientar y capacitar a los nuevos clientes para que puedan aprovechar al máximo los productos o servicios que han adquirido. Este proceso es fundamental para lograr la retención de los clientes, es decir, mantenerlos satisfechos y leales a la marca a lo largo del tiempo.

La retención de clientes tiene múltiples beneficios para las empresas, entre los que se destacan:


La retención es más barata que la adquisición: Conseguir un nuevo cliente puede costar hasta siete veces más que conservar uno existente.


Los clientes fieles son más rentables: Los clientes que repiten compras suelen gastar más y generar más ingresos que los nuevos clientes.


Los clientes comprometidos proporcionan más feedback: Los clientes que tienen una buena relación con la marca suelen dar más opiniones y sugerencias que ayudan a mejorar los productos o servicios.


Los clientes satisfechos generan más referencias: Los clientes que están contentos con la marca suelen recomendarla a sus familiares, amigos y conocidos, lo que aumenta el alcance y la reputación de la empresa.

Para lograr la retención de clientes, es imprescindible ofrecer una buena experiencia de Incorporación del Cliente. Esto implica:


  • Dar una buena primera impresión: La Incorporación del Cliente es el primer contacto que tiene el cliente con el producto o servicio después de la compra. Por eso, es importante cuidar todos los detalles y transmitir confianza y profesionalidad.

  • Ofrecer un buen servicio de atención al cliente: La Incorporación del Cliente debe incluir un canal de comunicación eficaz y personalizado para resolver las dudas, problemas o necesidades de los clientes durante el uso del producto o servicio.

  • Brindar formación y soporte: La Incorporación del Cliente debe facilitar el aprendizaje y la adaptación de los clientes al producto o servicio, mediante tutoriales, guías, vídeos u otros recursos que les ayuden a sacar el máximo provecho de su compra.

  • Medir y mejorar el proceso: La Incorporación del Cliente debe ser evaluada constantemente para identificar las fortalezas y debilidades del proceso, y aplicar las mejoras necesarias para optimizar la experiencia y satisfacción de los clientes.

En conclusión, la Incorporación del Cliente es un factor clave para la retención de los clientes, y por tanto, para el éxito y crecimiento de las empresas. Un buen proceso de Incorporación del Cliente puede generar clientes fieles, rentables, participativos y promotores de la marca.

Libro Huella Digital: Cómo Equilibrar el Valor de los Datos y la Privacidad del Cliente

Lo que tus clientes necesitan son  
Transforma datos en insight

Datos

Transforma datos en insights

Impulsa un relacionamiento inteligente

CRM

Impulsa un relacionamiento inteligente

Aumenta la retención y lealtad de tus clientes

Lealtad

Aumenta la retención y adherencia en tus clientes

¿Tienes unos minutos más?...

¿Cuáles son los componentes clave del servicio al cliente omnicanal que pueden representar un desafío para una implementación exitosa?

Tecnologías Disruptivas para una Atención al Cliente Omnicanal

Cómo adaptar tu atención al cliente a través de videollamadas generando ahorro, eficiencia y crecimiento

Ir arriba
×